LA BELLA ROSITA ..

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

LA BELLA ROSITA ..

Mensaje por francis falcon el Lun Feb 28, 2011 12:42 am





LA BELLA ROSITA ..

En recuerdo de tu hija amigo
A UNA HIJA....Francis falcón ..Año1993
Hoy tienes ROSITA ….28 años..Felicidades..

Yo siempre te recordare, ahora con más intensidad….
El día que la niña nació, en verdad no sintió gran alegría.
Por que la decepción que sentía parecía,
ser más grande que el gran acontecimiento
que representa tener una hija.

¡El quería un varón! A los dos días de haber nacido,
fue a buscar a sus dos mujeres,
Una lucía, tímida y muy callada y otra Rosita radiante
y dormilona. En pocos meses se dejo cautivar
por la sonrisita de su Rosita y por la infinita inocencia
de su mirada fija y penetrante, fue entonces,

cuando sin darse cuenta empezó a amarla con locura.
Su carita, su sonrisita y su mirada no se apartaba
ni por un instante de sus pensamientos,
todo se lo quería comprar, la miraba en cada niño o niña,
hacía planes sobre sería la vida para su Rosita.

Tanto era su encanto, que siempre estaba hablando de ella.
Este relato era contado a menudo por, el padre de Rosita,
Yo también sentía gran afecto por la niña que era la razón,
más grande para vivir de según decía el mismo.
Una tarde de reunión de familia toda comentaban
sobre las muchas cosas que rosita tenía especiales,
cuando la niña entabló una conversación con su papá,
la que todos escuchábamos: Papi dime .
Cuándo cumpla quince años
¿Cuál será mi regalo? y el padre le respondía
-Pero mi amor, si apenas tienes doce añitos,,

¿No te parece que falta mucho para esa fecha? Bueno papá,...
tú siempre dices que el tiempo pasa volando,
aunque yo nunca Lo he visto por aquí.
La conversación se extendía y todos participamos de ella.

Una mañana me encontré con el padre.
Orgulloso saliendo del colegio donde estudiaba Rosita
quien ya tenía catorce años. El padre estaba muy contento
y la sonrisa no se apartaba de su rostro.

Con gran orgullo me mostraba las fabulosas notas de Rosita,
eran notas impresionantes, ninguna bajaba de diez puntos
y los estímulos y halagos que les habían escrito
sus profesores eran realmente conmovedores.

Con gran satisfacción felicite al alegre papá.
Rosita ocupaba toda La alegría de la casa,
en la mente y en el corazón de la familia,
especialmente en el de su papá.

Que tristemente parecía no acordarse de lucia su otra hija.
Y no es que no la quería solo que ella no le hacia perder tanto el sentido,
como si supiera que Rosita un día se le fuera a marchar.

Fue un Domingo muy temprano cuando nos dirigíamos a misa,
cuando Rosita tropezó con algo,, o quizás eso creíamos todos
Y dio un traspié, su papá la agarró de inmediato para que no cayera...

Ya instalado en un banco de la iglesia,
vimos como Rosita fue cayendo lentamente sobre el banco
y casi perdió el conocimiento.

La tomamos en brazos, mientras su papá Buscaba
un amigo, o un taxi hacia el hospital.

Allí permaneció largos días y fue entonces cuando
le informaron que su hija padecía, del corazón
Era una grave enfermedad que afectaba seriamente
su salud, no era algo definitivo, qué debía practicarle,
algunas otras Pruebas para llegar a un diagnóstico firme.

Los días iban pasando, el padre renunció a su trabajo
para dedicarse al cuidado de Rosita,
su madre quería hacerlo
pero decidieron que ella trabajaría, pues sus ingresos
eran superiores a los de él.

Una mañana el padre se encontraba al lado de su hija,
cuando ella le preguntó: ¿Voy a morir, ¿verdad papá,
no es cierto? dime la verdad de lo que
te dijeron los doctores? No mi amor...no vas a morir,
Dios que es tan grande, no permitiría.

Que pierda lo que tanto amo en este mundo,
respondió el padre. Dime papá
¿Cuando se muere se va, a algún lugar?
Es donde están los abuelos?
¿y se puede ver desde lo alto a la familia?
¿y dime tu sabes si pueden volver?

Preguntaba su Hija. Y el pobre padre sin saber que decir
Y tratando de encontrar palabras le respondió.

Bueno mi niña,... En verdad nadie ha regresado de allá,
a contar algo sobre eso, Pero si yo muriera.
No te dejaría sola, estando en el más allá,
buscaría la manera de. Comunicarme contigo

En última instancia, utilizaría el viento
para venir a verte. -¿Al viento..
Y al sol para que el te trajera mi calor.
Al agua para que refrescara tu rostro,
para que no te sintieras triste,
y en la misma tierra grabaría tu nombre en la noche,
para que cada día lo leyeras. Wau papá
¿Y cómo lo harías? Dijo la niña muy contenta ..

-No tengo la menor idea hijita, solo sé que si algún día muero,
Sentirás que estoy contigo, cuando un suave viento roce tu cara
Y una brisa fresca bese tus mejillas. Cuando el sol te de su calor,
y el agua pasee recreándose a tu lado,
y recuerda cada mañana podrías leer ni oración el la arena.
Imagínatela entre sus trazos por el tiempo.

La niña quedo contenta imaginando todo lo que su padre le había dicho.
Ese mismo día por la tarde, llamaron al padre,
el asunto era grave, su hija estaba muriendo.

Necesitaban un corazón, pues el de ella no resistiría sino
unos quince o veinte días más. ¡UN CORAZÓN!
Pobre padre…

¿Dónde hallar un corazón? ¡Un corazón!
-¿Dónde Dios mío? Ese mismo mes. Rosita cumpliría.
Sus quince años.

No había donante y el tiempo se terminaba
Y fue el viernes por la tarde, cuando consiguieron un donante,
una esperanza iluminó los ojos de todos,
Las cosas iban a cambiar.
El domingo por la tarde ya Rosita por fin.
Estaba operada, todo salió como los médicos.

Lo habían planeado. ¡Éxito total! Sin embargo,
el padre todavía no había vuelto por el hospital
y Rosita lo extrañaba muchísimo.

Su mamá le decía que ya todo estaba muy bien
y que su papá sería el que trabajaría para sostener
la familia. Rosita permaneció en el hospital
por quince días más,
los médicos no habían querido dejarla ir hasta,
que su corazón estuviera firme y fuerte y así lo hicieron.

Al llegar a casa todos se sentaron en un enorme sofá
de color blanco y su mamá con los ojos llenos de lágrimas,
le entregó una carta de su padre:

"Rosita mi niña, hijita de mi corazón:
Al momento de leer mi carta, ya debes tener quince años
y un corazón fuerte latiendo en tu pecho, esa fue la Promesa
que me hicieron los médicos, que te operaron.

No puedes Imaginarte ni remotamente cuanto,
lamento no estar a tu lado en este instante.
Cuando supe que ibas a morir, pensé en tu hermana,
en tu madre y en ti..

Y decidí dar respuesta a una pregunta que me hiciste,
cuando tenías doce añitos y a la cual no respondí.
Decidí hacerte el Regalo más hermoso que nadie jamás
haría por mi hija... te regale mi corazón.

Te regalo mi vida entera, más te dejo una condición,
cuida de tu hermana y quiérela como yo no supe,
hazle entender que siempre la quise ¡¡Vive hija!!
¡¡Te amo con todo mi corazón!!

Y también la amo a ella, compartir la vida juntas
y sed felices " cuidar de vuestra querida madre….
ella es una gran mujer y le dejo una inmensa tarea,

El educaros, guiaros y enseñaros a ser dos mujeres de bien,
quererla con toda el alma, os dejo mi corazón
para que siempre pueda estar con vosotros
y sintáis mi presencia, no estáis solas

Rosita lloró todo el día y toda la noche;

Al día siguiente fue al cementerio
y se sentó sobre la tumba de su papá.
Lloró como nunca lo había hecho y susurró: " Papá,...
ahora puedo comprender cuanto me amabas yo también,
Te amaba y aunque nunca te lo dije,

ahora comprendo la importancia de decir "Te Amo"
y te pediría perdón por haber guardado silencio tantas veces
"En ese instante las copas de los árboles se mecieron suavemente,
cayeron algunas hojas y florecillas.

Y una suave brisa rozó las mejillas de Rosita,
alzó la mirada al cielo, intentó secar las lágrimas
de su rostro, se levantó y emprendió regreso a su hogar.

Sintió el calor del sol y al pasar junto al rio, miro el agua tranquila
y serena, como la que resbalaba por sus mejillas,
y en ese instante tocó tu corazón,
Y sintió el palpitar del amor de su padre,
muy dentro de ella.. La ternura.

En estos momentos, en los que yo estoy llorando,
decidí compartir esta historia contigo y me permitir decirte:
Nunca dejes de decir "TE AMO" ni ames mas,
a unos hijos que a otros

CADA DIA A CADA INSTANTE EXPRESA TU AMOR...
Con mucho cariño para todas mis amigas...

Francis Falcón…
En recuerdo de unos grandes amigos,
que pasaron esta triste historia,
yo compartí con ellos su dolor ayudándoles
a entender y sobrellevar las penas de la vida..
Quien diría que yo sufriría, mi propia pena
aunque distinta versión de amargo dolor…



F, F--
Caja de Pandora ..
Derechos Reservados










No hay nada más halagador, ni gratificante..
Que la respuesta de una mano amig@ ...
Ni mejor premio que tu lectura..
avatar
francis falcon
ADMINISTRADORA
ADMINISTRADORA

Mensajes : 23485
Fecha de inscripción : 31/12/2010
Edad : 60
Localización : ESPAÑA

http://lamagiaenpoesia.forosgratuitos.org

Volver arriba Ir abajo

LA SEÑORA CON ALZHEIMER.

Mensaje por francis falcon el Lun Feb 28, 2011 12:46 am





LA SEÑORA CON ALZHEIMER.




Es una gran señora
Tiene nombre
Y un día tenía una vida
Unas gentes “”que llamaba su familia””
“pero hoy nada recuerda”.
Es una abuelita más,
Perdida en la ausencia.
Me mira muy fija y en mi ve a su nieta
Perpleja quisiera regalarme todo, mas nada le deja
Me besa las manos y me llama inquieta
Mi dulce y adorada nieta
Se ríe en todo momento de nada se aqueja
¡Siempre da las gracias, por todo está contenta!
Entre por equivoco, una tarde de siesta
Y desde entonces cada domingo
La visito y disfruto de ella
Para que duerma en la noche,
Con algunos poemas la mantengo despierta.
Y le cuento historias, que disfruta ella
Le canto canciones como si fuera una niña.
Le digo que me alegro cada vez de verla
Si ella me siente triste, por mi dolor desespera
Se acoge a mi brazo, como si salvación fuera
Me pide golosinas y me dice tráeme
Pasteles, dulce y magdalenas
Que con mucho cuidado las esconde ella
Las come a escondidas para que nadie le vea
De nada se incomoda e impaciente me espera
Que nadie le visite ¡No sabes, como me molesta!
¡No le queda nadie que toque a su puerta
Si eso es familia, “yo siento vergüenza”!
Le pregunto si la visito alguien ..si vienen a verla
Y ella contesta trabajo y dinero el mundo sustenta
Entonces me acaricia, y su mano
Arrugada de dulzura tierna.
Con gritos de espanto; entra la enfermera,
Con fuerte sonido y ordenando le dice
Usted se no se acostó….
¡Usted ¡ ¿Por qué no se acuesta?
¡Anoche no dejó dormir a nadie!
Repite todas mil veces, y cantaba contenta
¿Tal vez se creyó que estaba de fiesta?
Si esta noche pasa lo mismo.
Le doy un calmante y se resuelve la papeleta.
Aquí la familia paga y nadie se integra
Y el paciente que de nada se entera
¡Sola y sin reproche espera la anciana
Que no se enoje la enfermera
La podré anciana indefensa
Tan solo escucha la orden y usted obedezca!
La miro confusa y digo ala enfermera
Ya son muchos sus años ¡Por favor!
¡Tenga usted paciencia!
Y me mira con desplante diciendo
Que parentesco tiene usted con ella
Quise decir ¡Tantas cosas!
Pero la impotencia y angustia,
Me oprimía el corazón ante tal indignación
Se cerró la puerta., guarde mi lamento
Me ahogué un suspiro de palabra ciega
En un llanto sordo ahogue yo mi pena
Para que ella, no se diera cuenta.
¡No se preocupe mucho amiga!
Y en un rincón ahogue mi sollozo
Mirándome fija me dijo la abuela
Tienes los ojos rojos…
¡No le hagas caso a esta enfermera
! Ella siempre esta enojada
Por todo se queja, su rostro esta tenso
Tendrá algún problema es buena persona
Cada día me baña, aunque sea con ofensa
Y Con mirar sonriente me dice
Me lees unos poemas? De esos que escribes
¡Dejemos atrás las cosas feas!
Me gusta escucharlos con cuanta clemencia
Y yo no podría dejar de venir
A leerle mis pobres poemas
¡Como decirle, que había hecho uno para ella
Y que no podría nunca leérselo,
Por que superó toda tristeza.
Un poema para estos
Pacientes con Alzheimer.
No entienden ninguna propuesta.
Como decirle:
Que para mi esa MUJER es símbolo de grandeza.
Y que aunque no recuerde su nombre.
Para mi será la dulce abuela
Y lo entenderá cuando brille en una estrella.
En su último viaje,
Hoy me despido triste,
Y te abrazo abuela querida,
En este domingo de compañía grata
¿Cómo era tu nombre???... ¿Ves?
Yo también me olvide ya
¡Me estoy poniendo vieja!
Nos reímos las dos a carcajadas
Mientras le susurraba
Volveré pronto a visitarte
Que deseo verte muy contenta
¡Que tonta que soy!
¡Hasta olvidé que eras poeta!
Te regalo algo muy pequeño
Que tengo guardado en mi pañuelito
Una perla blanca
DEL AMOR EMBLEMA
De un amor secreto…
De felicidad repleta
Yo bordé su nombre en mi pañuelo
Y su amor guarde aquí en mi pecho
Quisiera. Mi niña que la llevaras puesta
Ella es de mi amor eterno
Y después de un fuerte beso
Guarde yo la perla
Salí triste del hogar, anciano
Y en la calle a solas,
Lejos ya de su mirada
Pude llorar tranquila,
¡Sin importarme nada, tan solo quisiera!
El haber podido ser esa nieta
De aquella anciana
Que me lleno de amor, a quien llamo abuela
Que ahora tenía el emblema de su amor en mi cartera.

Y en mi recuerdo su voz, diciéndome inquieta
Vuelve pronto a verme, que me siento contenta
Mi. dulce viejita, quien quisiera de abuela …..





autor.Francis falcón-R-










No hay nada más halagador, ni gratificante..
Que la respuesta de una mano amig@ ...
Ni mejor premio que tu lectura..
avatar
francis falcon
ADMINISTRADORA
ADMINISTRADORA

Mensajes : 23485
Fecha de inscripción : 31/12/2010
Edad : 60
Localización : ESPAÑA

http://lamagiaenpoesia.forosgratuitos.org

Volver arriba Ir abajo

Re: LA BELLA ROSITA ..

Mensaje por francis falcon el Lun Sep 18, 2017 10:07 pm

farao farao farao farao farao farao king king king king






No hay nada más halagador, ni gratificante..
Que la respuesta de una mano amig@ ...
Ni mejor premio que tu lectura..
avatar
francis falcon
ADMINISTRADORA
ADMINISTRADORA

Mensajes : 23485
Fecha de inscripción : 31/12/2010
Edad : 60
Localización : ESPAÑA

http://lamagiaenpoesia.forosgratuitos.org

Volver arriba Ir abajo

Re: LA BELLA ROSITA ..

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.